Ir sobre seguro, no improvisar según en qué cosas, suele ser crucial para evitarnos costosos errores y problemas ante una situación determinada. Como inmigrantes actuar bajo esa premisa se convierte en imprescindible, ya que siendo desconocedores de nuestro nuevo entorno hasta el más mínimo error puede traernos negativas consecuencias.

Uno de los asuntos más comunes a resolver como inmigrantes suele ser nuestro estatus migratorio, es decir, nuestra situación como extranjeros en el país de destino. Y eso será así aunque contemos incluso con la nacionalidad del país de destino.Tengámoslo en cuenta.

Aunque en algunos casos podamos tener esa segunda nacionalidad heredada de nuestros padres o adquirida de otra manera, lo más usual es que necesitemos realizar algunos trámites así sea mínimos para poder establecernos legalmente en nuestro nuevo país. Y si la situación es la habitual, es decir que no contamos con esa ventaja de la doble nacionalidad, tendremos que tramitar la expedición de un visado migratorio previo antes de poder entrar al país escogido como destino para establecernos de forma regularizada. También queda la alternativa de instalarse sin cumplir con esos requisitos, pero sobre ello vale la pena escribir un artículo aparte en próximas entregas.

Supongamos que estamos considerando establecernos en otro país cumpliendo con las exigencias migratorias correspondientes: ¿Cuáles son los requisitos exigidos? ¿Adónde debo dirigirme? ¿Cuál es la documentación a presentar y qué características debe poseer? ¿Existen plazos que no debemos superar? ¿Quién nos puede asesora adecuadamente sobre estos asuntos? Hay dos maneras de resolver esas dudas: por cuenta propia, buscando cada uno la información bien sea en instancias oficiales o a través de Internet. La otra es recurriendo a los servicios de empresas o personas expertas en esos trámites.

La primera tiene la ventaja principal de que no nos cuesta prácticamente dinero, sumado a que nos hace sentir que contamos con mucha información de primera mano sobre el tema, sin embargo puede también inducirnos a cometer errores al consultar informaciones y datos desactualizados o no acordes con nuestras circunstancias personales. Sobre todo en el caso del consultar foros virtuales o grupos similares, donde la gente opina bajo seudónimos y sin hacerse responsables de lo que publican.

La segunda opción, aunque más costosa, es la que más se ajusta a lo riguroso y la que puede evitarnos dolores de cabeza futuros, sobre todo si quienes nos asesoran poseen experiencia probada en el tema y mantienen al día sus conocimientos. Aspecto este último del que debemos preocuparnos nosotros mismo verificarlo.

Así pues a la hora de intentar resolver algún trámite o incidencia mientras estamos recién instalados en nuestro nuevo país, tratemos de poner en la balanza economía versus confiablidad, ahorro contra certeza. Ya lo dice la sabiduría popular: lo barato sale caro.

COMPARTIR

Suscríbete aquí



edumartinezn @mon_324 ens agradaria molt que poguessin donar cobertura a aquest esdeveniment. Moltes gràcies. https://t.co/WsfxxT5ajN
edumartinezn @xescoreverter ens agradaria molt que poguessin donar cobertura a aquest esdeveniment. Moltes gràcies. https://t.co/8RRWagIbM6
edumartinezn RT @facchinjose: ¿Quieres Posicionar tu Marca en Internet? Ven el 4 y 5 de abril al #CongresoOnline y Gratuito: #Posiciona17 https://t.co/p
edumartinezn SEO Local explicado al detalle por Isabel Romero #Posiciona17
edumartinezn Quiero ganar las entradas VIP para el Barça - Athletic con #SorteosAppMiVodafone ¡Tú también puedes participar! https://t.co/ZFur6zbrqd