Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

Subestimar las capacidades de nuestros competidores suele ser una manera muy efectiva para obtener un estrepitoso fracaso en cualquier negocio o actividad. Lo mismo ocurre cuando como inmigrantes, damos por sentado cosas o circunstancias acerca del lugar adonde hemos llegado sin detenernos a verificar la validez de nuestras apreciaciones.

Uno de los casos más comunes se produce cuando intentando ver en qué sector podemos incursionar, ya sea trabajando por cuenta ajena o montando un negocio propio, detectamos lo que parece ser un nicho de mercado, una demanda del público que parece no cubierta por ninguna empresa. Cuidado. Sobre todo en mercados maduros, en los llamados países desarrollados donde intervienen grandes empresas multinacionales, las oportunidades de negocios son rápidamente detectadas y exploradas por estas, a través de sus departamentos correspondientes y puede que en la mayoría de los casos aplique el refrán aquel de "no es oro todo lo que reluce". Precaución.

Cuando estamos recién llegados y contamos con poco conocimiento del lugar, sus usos, las formas de funcionar de esa sociedad y las regulaciones legales existentes, es frecuente que veamos aparentes oportunidades de negocio o empleo que en nuestro lugar de origen están explotadas de forma muy rentable. Cuando eso ocurra intentemos no pensar instantáneamente: "¡Eureka! Esta gente es tonta y no se han dado cuenta de que aquí se puede ganar dinero". Al contrario. Lo inteligente por nuestra parte es explorar con detalle por qué ese hueco está sin rellenar. Por qué ese teórico sector de potencial beneficio económico o desempeño laboral no está atendido.

Cada país, cada región, incluso cada ciudad tiene su propia idiosincrasia y maneras de hacer así como su particular legislación y normas. Lo anterior no significa que no existan las oportunidades. En absoluto. El mundo entero está repleto de oportunidades, de ocasiones para desarrollarnos laboral y económicamente, ahora, de lo que se trata es de no dejarnos llevar bien por el entusiasmo, bien por la premura de conseguir algo en qué invertir nuestro dinero (si es el caso) ni tampoco equivocarnos pensando que "pobres de estas personas que he tenido que llegar yo, allende los mares, para ofrecerles la solución a sus problemas".

Cabeza fría y corazón caliente. Los emigrantes somos emprendedores dispuestos a comernos el mundo, eso está claro y lo sabemos, pero cuidado con una indigestión por apresurarnos a intentar comernos nuestra parte del pastel demasiado rápìdo.

COMPARTIR

Suscríbete aquí



edumartinezn @mon_324 ens agradaria molt que poguessin donar cobertura a aquest esdeveniment. Moltes gràcies. https://t.co/WsfxxT5ajN
edumartinezn @xescoreverter ens agradaria molt que poguessin donar cobertura a aquest esdeveniment. Moltes gràcies. https://t.co/8RRWagIbM6
edumartinezn RT @facchinjose: ¿Quieres Posicionar tu Marca en Internet? Ven el 4 y 5 de abril al #CongresoOnline y Gratuito: #Posiciona17 https://t.co/p
edumartinezn SEO Local explicado al detalle por Isabel Romero #Posiciona17
edumartinezn Quiero ganar las entradas VIP para el Barça - Athletic con #SorteosAppMiVodafone ¡Tú también puedes participar! https://t.co/ZFur6zbrqd